Mejora Continua

Beme Consultores
En San Luis Potosí

Consultar precio
¿Quieres hablar con un asesor sobre este curso?
Compara este curso con otros similares
Ver más cursos similares

Información importante

  • Capacitación laboral
  • San luis potosí
  • 22 horas de clase
Descripción

Objetivo del curso: Incremento de la Seguridad en el trabajo. Mayor Productividad. Disminución de Tiempos muertos y Costos innecesarios. Mejoramiento del Clima laboral. Destinatarios del curso: Mandos Medios y Gerencia

Información importante
Instalaciones

Dónde se imparte y en qué fechas

Inicio Ubicación
Consultar
San Luis Potosí
Luis de Molina 192, 78290, San Luis Potosí, México
Ver mapa

Profesores

Teodulfo López
Teodulfo López
Director

Administración, Liderazgo, Calidad Total, Kaizen, Normas: ISO-9000, QS-9000, ISO-14000; Aplicaciones industriales de la estadística (nivel 6 del programa Ford-ITESM), Auditorias de Calidad, AMEF, QFD, Trabajo en equipo, Costo de Calidad, Matriz de Calidad, Sistemas anti-error y otros.

Programa académico

Objetivo:

Revisar los principios básicos de los costos de la calidad, visualizar la efectividad de su sistema de costos de calidad e identificar las mejoras necesarias que contribuyan a elevar la competitividad de su empresa.

Temario:

  • 1. Conceptos básicos.
  • 2. Los 10 principios Kaizen.
  • 3. El Ciclo PDCA
  • 4. Principales estrategias del Kaizen.
  • 5. Metodologías de apoyo al Kaizen.

Las nuevas realidades del siglo que acaba de iniciarse traen aparejados para empresarios y gobernantes la imperiosa necesidad del cambio. Cambio éste, producto de las aceleradas modificaciones que se dan en el entorno tecnológico, científico, económico, político y social. La configuración de grandes bloques económicos, las caídas de las barreras aduaneras, la configuración de mercados globales, la expansión de Internet, la revolucionaria evolución de la genética y de la ingeniería en materiales, la continua caída de los costos en materia de hardware acompañados de una potencia cada día mayor en los mismos, son algunos de los principales puntos de referencia a tomar en consideración a la hora de considerar las estrategias de las organizaciones, como así también el análisis y evaluación tanto de sus potencialidades, como de sus capacidades competitivas.

Las organizaciones que hasta hace poco funcionaban en torno a un pensamiento mecanicista y propio de la era industrial ya no son validas, ni viables dentro de los nuevos parámetros. Una organización para ser viable y eficaz en ésta nueva era, debe tener un fuerte enfoque al desarrollo científico-técnico, actuar preventiva y proactivamente, pensando en forma sistémica, y analizando los cambios del entorno con una visión estratégica.

Los tiempos se aceleran, y una gran multitud de hombres y mujeres en distintos puntos del planeta se preparan y salen día a día para competir en los diferentes mercados. A manera de una justa deportiva todos los días se encuentran en el mercado –a lo cual contribuye en gran medida los nuevos y poderosos sistemas de comunicación- empresas y personas en la búsqueda de un lugar en el podio de la competitividad, lo cual significa vender sus productos y servicios, y crecer como empresas, para lo cual ofrecen productos a más bajos costos, de mejor calidad, con mayor valor agregado, con menores tiempos de espera, mayor variedad y mejores servicios al cliente. Hoy reunir esas condiciones no aseguran el triunfo, sólo son componentes necesarios para poder participar en la competencia. Para salir airosos no se puede descansar un solo instante, se debe tener la disciplina para mejorar momento a momento. Ello es lo que ha dado lugar a términos tales como "la organización que aprende", como una muestra de la necesidad imperiosa de capacitarse, entrenarse y mejorar que tienen las empresas para no sólo continuar siendo redituables, sino como mínimo, poder sobrevivir.

La apertura de los mercados da lugar a esta posibilidad de competencia continua y en prácticamente todos los sectores. A la manera de una partida de ajedrez los estrategas de las grandes corporaciones deben pensar en los futuros movimientos de sus competidores, para de tal forma adelantarse a los hechos. Pero para estar en condiciones plenas de reaccionar con prontitud y eficazmente, toda la empresa y su personal deben estar preparados. Estar preparados a la manera de un artista marcial que cada día se mejora así mismo. Sí lo más importante de una empresa son las personas que las conforman, se entiende la necesidad imperiosa de que ellos mejoren día a día. Sólo mejorando de manera continua las personas –directivo y personal- es como podrán mejorarse los procesos de las empresas, y consecuentemente ellas mismas.

No se trata sólo de capacitarse en el uso y aplicación de diferentes herramientase instrumentos por parte de directivos y empleados, es mucho más que ello, se trata además de crear e inventar nuevos instrumentos y nuevas formas de aplicar los mismos en la organización. La mejora continua no sólo debe ser utilizar cada día mejor una herramienta, sino también crear cada día mejores y más eficaces herramientas.

En la nueva economía no hay lugar para las competencia internas en la organización, para las luchas intestinas que frenan y destruyen recursos. Hoy día las empresas son concebidas como equipos unidos, integrados por accionistas, directivos, empleados y proveedores, que trabajan y luchan juntos en pos de un mismo resultado. El liderazgo y la cooperación son las nuevas claves de las organizaciones para este nuevo siglo. La oposición entre "nosotros" y "ellos" sólo da lugar a desperdicios y despilfarros, pérdida de clientes, y caída en la participación de mercado. Sólo concibiendo a la empresacomo un equipo en pos de objetivos comunes para todos sus integrantes, con una auténtica y plena participación de todos ellos, es como ésta podrá estar en condiciones de mejorar día a día. No hay compromiso sin participación, así pues lograr los cambios y mejoras en los procesos requiere del compromiso de sus integrantes, para lo cual es fundamental que tengan la debida y respetuosa participación.

Un liderazgo que inspire y guíe las capacidades de su personal, que logre concentrar las energías de éstos en un objetivo común, que inculque la disciplina para el autocontrol y la mejora continua son las necesidades y requerimientos de éstos nuevos tiempos.

De lo visto surge la necesidad y obligación que tienen las organizaciones, sean éstas públicas o privadas, con o sin fines de lucro, de mejorar de forma permanente. El mejorar es no sólo una necesidad, sino también un compromiso ético y moral, significa dar lugar a una nueva cultura organizacional, y por sobre todo pensar, sentir y vivir a tono con los nuevos tiempos y realidades. Dar lugar a esa nueva cultura y comportamiento organizacional implica vencer la resistencia al cambio, o sea la tendencia a la continuidad de las viejas prácticas. Sólo si te tiene la disciplina de mejorar día a día se logrará dejar atrás esa tendencia, logrando la suficiente fuerza y energía para ver y sentir en el cambio continuo una nueva forma de ser y existir.


Compara este curso con otros similares
Ver más cursos similares