Empoderamiento Femenino

Instituto Luz Sobre Luz
En México

$ 500
IVA inc.
¿Quieres hablar con un asesor sobre este curso?

Información importante

  • Taller
  • México
  • 3 horas de clase
  • Duración:
    1 Día
Descripción

Este taller está dirigido a mujeres de cualquier edad que quieran revisar y profundizar su conexión con lo femenino. Son bienvenidas también las adolescentes y embarazadas.

Información importante
Instalaciones

Dónde se imparte y en qué fechas

Inicio Ubicación
Consultar
México
Sinaloa 213, Col. Condesa, 06700, Ciudad de México, México
Ver mapa

¿Qué aprendes en este curso?

Terapia sistémica
Empoderamiento femenino

Profesores

Ángela González Oliveira
Ángela González Oliveira
Terapeuta

s Terapeuta Sistémica en Constelaciones Familiares y reside en México desde 1978. En este campo, obtiene su certificación y acreditación terapéutica por parte del Centro Sistémico de Actualización y Extensión Universitaria del Grupo CUDEC de México, Hellinger Sciencia de Alemania, el Centro Bert Hellinger de Argentina y el Instituto de Estudios Transgeneracionales de México. Su formación profesional incluye el campo de la Antropología Social. Carrera que cursa en la Escuela Nacional de Antropol

Programa académico

En este taller se trabajará la fuerza de lo femenino a través del reconocimiento y la valoración de las mujeres que nos precedieron, del respeto a los destinos y circunstancias de esas vidas, de la ampliación de la mirada para dar cabida a lo que fue rechazado y de la recolección de los frutos de nuestra experiencia vital. La plenitud de lo femenino, la sanación de viejos traumas familiares, la realización libre y responsable de la sexualidad no descansa en el rechazo de un “modelo” antiguo para someter después al alma a uno más actual. No pasa tampoco por el destierro de la propia naturaleza para ejercer un rol. Ni por el desprecio de lo masculino. El empoderamiento y a aceptación de lo femenino conecta a la mujer directamente con su raíz, con su centro, y por lo tanto, con lo real humano que nos conduce más allá del terreno de lo femenino y lo masculino.