La civilización maya fue una de las más grandes e importantes de Mesoamérica, y llegó a abarcar toda la península de Yucatán, parte de Tabasco y Chiapas, en México, así como los países de Guatemala, Belize, Honduras y El Salvador. Actualmente, los mayas son reconocidos por su agricultura, cerámica, escritura, calendario y por sus avanzadas matemáticas, además de por las maravillas arquitectónicas que dejaron a su paso. Pero, ¿qué tanto sabemos sobre su economía? ¿Cómo se mantuvieron a flote las principales ciudades mayas, que podían tener hasta cincuenta mil habitantes?

La agricultura

A diferencia de otras culturas prehispánicas, los mayas habitaron en una zona de bosque húmedo tropical, y su economía giraba en torno a la explotación de los recursos naturales que se encontraban en el área. La agricultura, sin duda alguna, era parte fundamental de su sistema económico.

Diplomado internacional en finanzas para no financieros
Escuela de Negocios y Dirección.
$ 28,584
Ver más
Experto en Dirección Estratégica y Entorno Económico
Constanza Business & Protocol School.
$ 42,984
Ver más

En el campo cosechaban para consumo el maíz, algunos tubérculos, la calabaza, el chile, los frijoles, el cacao, la vainilla, y los zapotes, entre otros. Sin embargo, otras plantas las utilizaban para intercambio en el comercio o para producir otros bienes o alimentos. Algunas de estas plantas incluían el copal, el caucho, el algodón, el tabaco, el achiote, la madera y las hojas de palma, etc.

También cazaban y pescaban una gran diversidad de animales, tales como venados, armadillos, pájaros de plumaje precioso, jaguares e iguanas, así como peces, moluscos y crustáceos. Mientras que muchos de ellos eran destinados a la alimentación, otros estaban destinados a convertirse en artículos de lujo o ceremoniales, como las plumas, las pieles, o los caracoles.

El mercado

En el periodo pre-clásico, entre los años 1800 A.C. y 250 D.C., los mayas vivían principalmente en aldeas y ciudades pequeñas, que subsistían principalmente de la caza, la recolección y la agricultura, como ya hemos explicado. Sin embargo, conforme se fueron construyendo las grandes ciudades, fue necesario incorporar el comercio como una parte indispensable del sistema económico.

Los comerciantes manejaban dos tipos de bienes: los de subsistencia y los de lujo. Los bienes para la subsistencia incluían cosas que se utilizaban de manera cotidiana, como los alimentos, la sal, los textiles y las herramientas. Los bienes de lujo iban destinados a las clases gobernantes, que los adquirían para demostrar su poderío económico, político o religioso. Estos últimos incluían el jade, el oro, cerámicas, joyería y piezas elaboradas con plumas preciosas.

Los alimentos que se consumían en las grandes ciudades eran producidos por agricultores en las afueras de las mismas, y se vendían o intercambiaban en los mercados. En algunos casos, lo que no era producido en la región se importaba a través del comercio o el tributo de otros pueblos. La sal y los productos del mar, por ejemplo, eran producidos por comunidades costeras, y traídos a las ciudades ya sea por comercio o por un sistema de tributos.

Aunque no tenían una moneda específica, en el mercado, los comerciantes utilizaban por lo general los granos de cacao o materiales como el jade, el cobre, el oro, el granito, el mármol, la piedra caliza o madera. Sin embargo, los artículos de más valor variaban de región en región.

En el mercado también se vendían bienes de manufactura, como ropa, papel, muebles, joyería, juguetes y armas. Además, algunos especialistas como arquitectos, escribas o matemáticos ofrecían sus servicios en el mercado.

Otras interrogantes

Aún hay cosas que no sabemos sobre los mayas y su economía, y los arqueólogos siguen haciendo descubrimiento. Por ejemplo, gracias a los hallazgos de obsidiana, piedra volcánica muy valorada por los mayas, se ha podido reconstruir algunas de las rutas y los hábitos comerciales de los mayas. (La obsidiana de cada sitio tiene un color y una composición distintiva, lo que permite rastrear el viaje de una pieza o un objeto elaborado con obsidiana).

Los nuevos estudios de bioquímica y biología molecular han ayudado mucho a los expertos a identificar nuevos elementos del rompecabezas del sistema económico de esta importante civilización.

¿Te gustaría saber más sobre economía, antigua o moderna? Revisa el catálogo educativo de Emagister, donde encontrarás los mejores cursos sobre economía.

Global MBA con especialización en Finanzas (online)
IEB - Instituto de Estudios Bursátiles
$ 193,427
Ver más

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *