La situación en las últimas semanas ha venido a cambiar muchos aspectos de nuestra vida diaria, desde adaptarnos al trabajo desde casa, las compras online y el replanteamiento diario de cómo podemos mejorar nuestras capacidades personales y profesionales.

Las diferentes formas de adaptación de las instituciones a la nueva situación de «quédate en casa» ha venido a comprobar que debemos estar listos para el constante cambio, no solo de las nuevas tecnologías, si no también de las necesidades de nuestros clientes y usuarios en cara al estado de alarma actual. Y lo mas importante, saber que será un parte aguas en todo tipo de rubro y principalmente en la educación, en cómo se imparte y promociona a través de las plataformas que internet nos ofrece desde hace años.

PDD en Selección, Formación y Prevención de Riesgos Laborales
ISEB. - Instituto Superior Europeo de Barcelona
$12,226
Ver más

El tema de la publicidad y marketing para poder captar alumnos en las universidades e instituciones ha sido, desde hace mas de una década, un tema que ha venido evolucionando de la mano de la manera de cómo conectamos unos con otros, redes sociales, contenido audiovisual, motores de búsqueda y ferias educativas. Esta última herramienta ha quedado descartada para muchos y si no es que para todos en este 2020, por la tipología de evento que va en contra de las normas actuales. Esta manera de captar alumnos seguía vigente como un buen instrumento de presencia y contacto directo con los potenciales estudiantes y clientes, sin embargo no queda lugar a duda que cuando todo se normalice, esta práctica tendrá que evolucionar, esto por los nuevos hábitos que están adquiriendo los alumnos en su búsqueda actual y cómo quieren llegar a la formación que necesitan sin hacer un mayor esfuerzo, simplemente utilizando un motor de búsqueda en internet.

Las Universidades se inclinarán sobre la inversión en medios digitales, adaptándose a estas nuevas practicas.

En adición a esto, los nuevos estudiantes buscarán hacer muchas cosas a la vez, compaginar su vida diaria, trabajo o actividades cotidianas con la educación, tratar de recuperar el tiempo «perdido». Esto nos abre un abanico de oportunidades de negocio, ya que nos permitirá tener dentro de la oferta educativa la famosa formación online y a distancia, que pueda adaptase a la nueva necesidad de este tipo de usuario, horarios flexibles y material didáctico al hacer un solo click. La diferenciación la hará sin duda, entre otras cosas, los múltiples canales de marketing donde nos promocionemos y la calidad de estos.

Hemos visto y tenemos las estadísticas que, las búsquedas actuales corresponden en su mayoría a «cursos online» o»escuelas online». Nos encontramos ya en el segundo trimestre del año y no se ve que esta tendencia vaya a cambiar.

En conclusión, tenemos que adaptarnos, atrevernos al cambio y apostar por ello. El usuario tendrá el hábito más vivo que nunca de buscar su formación a través de internet, a través de directorios de cursos y sobre todo el hábito de saber que tiene la capacidad y el control de estar del otro lado del mundo en comunicación con su interlocutor, aprendiendo y llevando a cabo el curso que buscó en internet, sin necesidad de moverse o trasladarse a un espacio físico.

, , , , , , , ,
  1. Fernán Vargas
    Fernán Vargas Dice:

    Muy interesante lo que planteas. Creo que hoy, más que nunca, nos damos cuenta de la importancia que es seguir desarrollándonos y formándonos en el ámbito profesional dado el gran “pool” laboral existente. También creo que es importante notar que el balance online-offline es fundamental, el confinamiento nos ha recordado que la interacción social es parte fundamental del tejido y sociedad humana, y es nuestra obligación llevarnos esa lección con nosotros.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *