Si bien el concepto de capacitación o educación basada en competencias no es algo nuevo en el entorno educativo y laboral, últimamente ha gozado de un renovado interés gracias a que las grandes empresas y casas de educación han implementado de forma más consciente este tipo de modelo. Pero, ¿qué es exactamente la capacitación basada en competencias? ¡Aquí te explicamos todo lo que necesitas saber al respecto!

 

¿Qué es una competencia? 

 

Para entender qué es este tipo de capacitación, es necesario primero entender el concepto de “competencia”. Las competencias puede ser una serie de “skills”, habilidades, conocimientos, actitudes o características que te permiten producir resultados óptimos de manera sostenible. En esencia, las competencias, en este modelo, son visualizadas como la base sobre la que se sustentan los profesionistas exitosos. Así, la manera más sencilla de asegurar el alto rendimiento en un equipo de trabajo es identificar las competencias que requieren los profesionistas para sobresalir en ese puesto y ayudarlos a desarrollarlas. 

 

¿En qué consiste este tipo de capacitación? 

 

A partir de este precepto, la educación basada en competencias está enfocada, en primera instancia, en identificar las actitudes y “skills” clave que se requieren para determinada función o rol. Después, se debe capacitar a los individuos para asegurarse de que tengan las herramientas para desarrollar este tipo de habilidades. Finalmente, se evalúan los conocimientos adquiridos y se determina la capacidad del individuo de poner en práctica las habilidades adquiridas en situaciones específicas. 

 

En las capacitaciones por competencias, es de suma importancia que los objetivos y las habilidades clave a desarrollar para cumplirlos estén estipulados claramente desde el inicio. Igualmente, es vital que los instrumentos de evaluación estén bien diseñados para poder brindar retroalimentación oportuna y asegurar que los profesionistas alcancen el nivel de desarrollo deseado. 

 

Elementos que la integran

 

Algunos de los principios que integran las capacitaciones basadas en competencias que son parte de su sello distintivo son:

 

  1. Manejo del tiempo – Por lo general las competencias se abordan en unidades de aprendizaje digeribles, que permiten a los profesionistas enfocarse en desarrollar un aspecto de su comportamiento a la vez. 

 

  1. Enfocada en el usuario – Este tipo de capacitación está 100% centrada en desarrollar las habilidades de los profesionistas y, por lo tanto, es un programa altamente personalizado.

 

  1. Costo reducido – Usualmente, es mucho más barato desarrollar un programa de capacitación basado en competencias ajustado a las necesidades de tu equipo que invertir en un programa de capacitación masiva de larga duración. Esto se debe a que este tipo de capacitaciones tienden a ser menos efectivas y a brindar sólo conocimientos generales. 

 

  1. Educación personalizada – La gran ventaja de estos programas es que permite, dentro de un mismo módulo de capacitación, que cada individuo se desarrolle a su paso y adquiera las competencias de forma paulatina. 

 

  1. Uso flexible – La capacitación basada en competencias se puede fácilmente combinar con otras metodologías de aprendizaje. Además, puede ser utilizada como complemento a otras capacitaciones de carácter más general. 

 

  1. Mejor retención – Gracias al grado de personalización y el manejo de bloques de aprendizaje, los profesionistas capacitados tienden a reportar mejores niveles de retención de los conocimientos adquiridos. También mucho más probable que implementen lo aprendido en diferentes áreas de su espacio laboral.

 

  1. Promueve la integración – Este tipo de capacitación es ideal para fomentar la cultura de trabajo en equipo y el apoyo mutuo entre los profesionistas que integran un grupo de trabajo pues los ayuda a desarrollarse en conjunto y a complementarse al identificar sus fortalezas y debilidades personales.  

 

¿Cuáles son los beneficios de la capacitación basada en competencias? 

 

Como te podrás imaginar, hay un sin fin de ventajas que se derivan de implementar un proceso de capacitación por competencias a nivel empresarial. En primer lugar, es una metodología que se ajusta acorde a las necesidades de cada departamento o área. Además, permite a los individuos desarrollarse y adquirir habilidades transferibles que, si bien son fundamentales para un rol específico, pueden también ser de utilidad en otras áreas y contribuyen al crecimiento profesional del mismo. 

 

Hoy en día, cada vez más organizaciones están implementando la capacitación basada en competencias porque les ayuda a establecer prioridades y objetivos clave y, además, a desarrollar planes de preparación que fomentan el crecimiento de los empleados al interior de la empresa. Al capacitar a los trabajadores y despertar su potencial, se incrementan no sólo los niveles de productividad sino también los de satisfacción y bienestar en la institución. 

Con las capacitaciones basadas en competencias puedes despertar el potencial de tu equipo y ver mejoras tangibles en su desempeño en muy poco tiempo. Si no sabes por dónde empezar y te interesaría conocer más sobre este tipo de programa te invitamos a revisar la oferta de cursos relacionados a este tema disponibles en Emagister.

DIRECCIÓN DE RECURSOS HUMANOS
Iparcampus
$ 2,309
Ver más
Contabilidad de Gestión
KDL Formacion
$ 406
Ver más
, , , , , , , , , , , , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *