La clave del éxito para hacer que tu empresa crezca y se desarrolle es, entre otras cosas, enter objetivos claros y un plan para alcanzarlos. Para que tu negocio se desarrolle es importante que tomes las decisiones correctas sobre cómo expandir tus operaciones. Un componente fundamental para la toma de este tipo de decisiones es trazar un plan estratégico. Este te permitirá establecer una visión realista sobre el futuro de tu negocio y maximizar tus oportunidades de crecimiento. ¡Prepárate para aprender sobre las contribuciones de la planeación estratégica al éxito empresarial con nosotros!

 

¿Qué es la planeación estratégica?

 

No debemos confundir la planeación estratégica con un plan de negocios. El plan de negocios es para establecer los objetivos de la empresa a corto y mediano plazo. Un plan estratégico, por otro lado, se enfoca en establecer los objetivos a mediano y largo plaso y, además, establece las estrategias básicas para lograrlos. 

 

¿Para qué sirve?

 

En resumidas cuentas, la planeación estratégica sirve para establecer de manera clara las prioridades de crecimiento a largo plazo que tu empresa tiene y para delimitar estrategias concretas que te llevarán a asegurar este crecimiento. Para elaborar un plan estratégico es necesario distanciarse de las operaciones en el día a día y preguntarse hacia dónde va el crecimiento de la empresa de manera global. Es importante dedicarle tiempo a identificar el rumbo que quieres que tu empresa tome en el futuro y los riesgos que se deberán asumir para llegar ahí. Conforme crezca tu empresa, será necesario ajustar tu plan estratégico para tener un crecimiento sustentable y actualizar los objetivos. Pero, ¿qué se debe hacer para establecer un plan estratégico en primer lugar? Aquí te presentamos los 3 elementos clave para lograrlo. 

 

Consideraciones clave para elaborar un plan estratégico

 

Existen tres elementos clave para desarrollar un plan estratégico funcional. El objetivo de éstos es ayudarte a profundizar en el conocimiento que tienes sobre la forma en la que tu empresa funciona para así poder trazar un plan a futuro consistente. Puedes empezar haciéndote las siguientes preguntas: 

 

  1. ¿Dónde está tu negocio ahora? 

 

Para responder a este cuestionamiento es importante que entiendas cómo opera tu empresa, de dónde deriva sus principales ingresos y cómo se compara con la competencia. Trata de visualizarla desde fuera y de manera holística para ser lo más objetivo posible. 

 

  1. ¿A dónde quieres llegar con ella? 

Aquí es donde estableces los objetivos y ambiciones que tienes para tu empresa. Recuerda tomar en cuenta tu visión, misión, los objetivos establecidos en el plan de negocio y tus valores empresariales. Pregúntate dónde ves a la empresa en cinco y en diez años. También considera en qué te gustaría re-invertir los recursos que generas y qué áreas te gustaría ver crecer. 

 

  1. ¿Qué es lo que necesitas para llegar ahí? 

 

Considera qué cambios necesitas implementar para llegar a tus objetivos estratégicos. ¿Cuál es la mejor forma de implementar esos cambios y cómo impactará esto a tu empresa. Piensa también en el tiempo que tienes para cumplir estos objetivos y el tipo de factores externos que pueden afectar o influir sobre estos cambios. 

 

¿Qué tiene que incluir tu plan estratégico?

 

No hay una receta definida para elaborar un plan estratégico. Lo ideal es que incluyas los factores que son más importantes para tu empresa. No obstante, existen una serie de elementos que todo plan estratégico debe de tener en consideración. 

 

  1. Análisis de los impulsores internos.

    Es importante incluir las fortalezas y debilidades. Para ello puedes realizar un análisis FODA (Fortalezas, Debilidades, Oportunidades y Amenazas).

 

  1. Análisis de impulsores externos.

    Estos deben considerar factores como la estructura del mercado, los niveles de demanda y las presiones de costos. Esto corresponde a las categorías de oportunidades y amenazas de un análisis FODA.

 

  1. Declaración de visión.

    Esta parte es un resumen conciso en el que plantees dónde ves a tu negocio dentro de cinco a diez años.

 

  1. Objetivos de nivel superior.

    Son los objetivos principales que deben cumplirse para que la visión del negocio se realice. Esto podría incluir atraer nuevos tipos de clientes, desarrollar nuevos productos y servicios o asegurar nuevas fuentes de financiación.

 

  1. Implementación.

    Debes establecer las acciones clave a realizar para alcanzar estos objetivos con un estimado de los resultados y el plazo para alcanzarlos.

 

  1. Recursos.

    Esto es un resumen de las implicaciones monetarias y de los recursos que se requieren para llevar a cabo la estrategia propuesta. Es importante considerar los requisitos de financiación, así como factores como los niveles de personal, espacios y el equipo que se requerirá.

 

¿Qué esperas para darle un giro de 360 grados a tu negocio y maximizar su crecimiento? ¡El cambio está en tus manos! Puedes empezar por capacitarte en planeación estratégica con uno de los cursos que oferta Emagister y asegurar el éxito de tu empresa en el mundo de los negocios. 

Experto Universitario en Publicidad Programática
UNIR (La Universidad en Internet)
Precio a consultar
Ver más
Máster en Comunicación Corporativa
ISEB. - Instituto Superior Europeo de Barcelona
$ 16,019
Ver más
, , , , , , , , , , , , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *