Una parte importante del aprendizaje en todos los niveles es aterrizarlo a escenarios de la vida real. En otras palabras, la teoría por sí sola es de poco utilidad si no se sabe cómo aplicarla. Una de las formas más sencillas y más comúnmente empleadas para aterrizar los conceptos estudiados en una clase a la realidad es mediante el análisis de casos de estudio. Si bien a primera vista estos pueden parecer retadores o imposibles de resolver, ¡no te preocupes! Aquí te presentamos una breve guía explicando qué son los casos de estudio y cómo es hace un análisis de caso. ¡Prepárate para sacarte 100 en ese proyecto al que tanto miedo le tenías!

 

Programa Ejecutivo en E-commerce
Constanza Business & Protocol School.
$ 43,140
Ver más
MAESTRÍA INTERNACIONAL EN GESTIÓN FINANCIERA
SELECT BUSINESS SCHOOL.
$ 20,967
Ver más

¿Qué es un análisis de caso?

 

Un análisis de caso es una situación o escenario de la vida real que se presenta como modelo para ser estudiado. Por lo general la situación se elige por su complejidad y porque plantea disyuntivas interesantes que dan pie a diferentes tipos de análisis y propuestas de solución.

 

En un análisis de caso se pretende que el estudiante exponga las dificultades que el caso plantea y discuta sistemáticamente las diferentes posibilidades de resolución. Si existe una solución posible que es mejor que las otras, también será preciso indicarla y argumentar por qué esta es la opción más viable. Si el caso no puede ser resuelto, deberá indicarse minuciosamente cuáles son las razones que empujan a uno a esta conclusión.

 

¿Cómo analizar un caso?

 

Para realizar un análisis de caso exitoso puedes seguir una serie de pasos que detallamos a continuación:

 

  1. Comienza por leer con atención el caso planteado. Generalmente este se presenta de manera resumida y toda la información que necesitas para iniciar el análisis debe estar contenida en el documento. Te recomendamos leer el caso más de una vez y subrayar lo que consideres más importante.

 

  1. Sistematiza la información para encontrar patrones o pistas que puedan llevarte a una solución adecuada. Si los casos presentan muchos datos estadísticos, por ejemplo, es una buena idea realizar tablas o gráficas que te permitan visualizar la información de forma distinta.

 

  1. Busca fuentes o información complementaria para conocer más sobre los aspectos más problemáticos. Una vez que hayas identificado los patrones y los elementos más problemáticos. Esto será fundamental para luego llevar a cabo el análisis.

 

  1. Realiza el análisis de manera sistemática. Recuerda apoyarte en las fuentes secundarias para fortalecer tus argumentos y procura considerar multiples variables y elementos externos que puedan afectar la información presentada. Lo importante en esta etapa es que seas lo más meticuloso posible para que puedas anticiparte a diferentes problemáticas que se puedan derivar de las alternativas que propongas.

 

  1. Busca otros casos similares. Si bien este paso es opcional, es altamente recomendable que, antes de concluir y plantear una solución busques otros ejemplos similares al que estás analizando. En caso de que los encuentres, esto te permitirá cotejar tus propias propuestas y determinar desde antes si estas son viables o no a partir de lo que otros ya intentaron. ¡Esto puede ayudarte a fortalecer mucho tus argumentos y tu análisis quedará muy completo!

 

  1. Presenta tus conclusiones o soluciones a partir del análisis realizado. Esta parte es muy importante pues es vital que tus propuestas sean viables y estén basadas en lo que hallaste durante el análisis. Recuerda que, si no se presenta una solución posible, es válido concluir que el caso no tiene solución siempre y cuando esto se argumente de manera adecuada y el análisis respalde lo anterior.

 

¿Cómo te ayuda a aprender?

 

El método de enseñanza a través de análisis de casos es especialmente útil para aplicar modelos o teorías a casos de la vida real. A través de ellos, los alumnos se enfrenten a problemáticas reales en un ambiente controlado y son capaces de especular sobre las diferentes posibilidades de solución para ver cómo funciona la teoría en la práctica. También son particularmente útiles para disciplinas en las que es difícil aproximarse a situaciones reales. Por ejemplo, los estudiantes de física muchas veces trabajan con el método de casos debido a la dificultad de replicar algunos de los fenómenos que estudian. De la misma manera, los antropólogos utilizan el método de casos con regularidad cuando las poblaciones que estudian viven en lugares inaccesibles o demasiado remotos.

 

¿Para qué tipo de asignaturas sirve más el análisis de caso?

 

En resumidas cuentas, el método de casos es útil para todo tipo de disciplinas y áreas de estudio pues es una manera muy sencilla de poner en práctica lo aprendido dentro del aula. Es particularmente popular como herramienta de aprendizaje en las áreas de sociología, antropología, derecho, ecología, sustentabilidad, matemáticas y algunas otras ramas de la ciencias exactas.

 

¡Ahora ya estás preparado para la próxima vez que te enfrentes a un análisis de casos! Recuerda seguir los pasos detallados arriba y prepárate para resolver estas problemáticas con éxito.

 

Si tienes más dudas o te gustaría compartir tu propio método para resolver casos de estudio, ¡déjanos un comentario abajo!

Diploma de Postgrado en Innovación a través de la Marca
ELISAVA Escuela Universitaria de Diseño e Ingeniería de Barcelona
$ 105,692
Ver más
, , , , , , , , ,

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *